LA ESENCIA DEL
PACTO DE BIAK-NA-BATO


PRIMERO. Gran amnistía para los filipinos rebeldes que habían depuesto las armas.

SEGUNDO. Aguinaldo y sus hombres vivirían en el exilio en Hong-Kong.

TERCERO. España pagaría a Aguinaldo y a los revolucionarios la suma de 800.000 pesos, repartidos de la siguiente forma: 400.000 a la salida hacia el exilio, 200.000 cuando las armas entregadas por los revolucionarios superasen las 700, y 200.000 cuando se proclamara la paz.

CUARTO. España debería pagar 900.000 pesos adicionales a los civiles filipinos que sufrían a causa de la guerra.


El Pacto fue de difícil cumplimiento porque ni España llevó a cabo la amnistía prometida ni se pagó la suma de 1.700.000 pesos acordados en el Pacto. Tan sólo se entregaron 600.000 pesos distribuidos de la siguiente manera:
400.000 pesos a Aguinaldo al embarcar hacia Hong-Kong;
200.000 pesos entregados por Primo de Rivera a un grupo de insurrectos que no acompañaron a Aguinaldo en su exilio.




VOLVER
PRINCIPAL