En el interior del Cristóbal Colón.

LOS ORÍGENES DEL
CRISTÓBAL COLÓN

"Cumpliendo las órdenes recibidas, salí con el buque de mi mando, ocupando el puesto designado(...) rompiendo el fuego contra el Iowa, que era el buque más próximo en el momento de la salida. "
Parte de batalla de D. José Paredes, Comandante del Cristóbal Colón

[ La imágen superior, correspondiente al interior del pecio del Colón, ha sido obtenida de un fotograma
de la filmación submarina de los restos del crucero, facilitada por Teodoro Rubio Castaño. ]


En 1896, ante la inminencia de un conflicto con los EEUU, el Ministro de Marina español Almirante Beránger estableció un proyecto para dotar a La Armada de nuevos buques de combate que reforzaran a los ya existentes. Entre otras unidades, se preveía la adquisición de 1 acorazado y de 2 cruceros acorazados.

La nefasta política naval llevada hasta entonces se puso de manifiesto al hacerse patente que la marina de guerra española no contaba con capacidad para buscar un enfrentamiento decisivo en alta mar ante la carencia de acorazados que oponer a la US. Navy.
De modo que para facilitar una pronta incorporación de buques, se intentó adquirir aquellos que se estaban construyendo para otras marinas de guerra.
El "Amazonas", un crucero protegido encargado a Gran Bretaña por el gobierno brasileño, fue pretendido tanto por

El AMAZONAS, un crucero protegido  que terminaría siendo adquirido por los EEUU

España como por los EEUU, siendo éste último quien finalmente lo adquiriría, pasando a llamarse "New Orleans".
Sin embargo, con anterioridad a este hecho, el gobierno español había realizado, con éxito, gestiones para adquirir el "Giuseppe Garibaldi" a la Regia Marina italiana.

Momento en el que es botado un  buque de la clase Garibaldi

Se trataba del primer buque de una clase excelente diseñado por el ingeniero naval Benedetto Brin y fabricado por la casa "Gio Ansaldo y Cía", bien protegido y con una batería de medio calibre temible por su potencia.
Fue botado en el astillero "Sestri Ponente" de Génova el 16 de septiembre de 1.896, siendo entregado a La Armada española el 19 de mayo de 1.897, recibiendo el nombre de "Cristóbal Colón".
La adquisición de un segundo buque de

esta clase que habría de llevar por nombre "Pedro de Aragón", jamás llegaría a materializarse. El Cristóbal Colón sería el mejor buque de su clase en el futuro conflicto que habría de enfrentar a españoles y norteamericanos, y ello a pesar de que debido a las circunstancias en las que se llevó a cabo la batalla naval de Santiago de Cuba y al hecho de que el Colón careciese de su artillería pesada, no pudiese valorarse su comportamiento en combate de una manera objetiva.

el Cristóbal Colón, dispuesto para zarpar

El modelo diseñado por la casa Ansaldo fue todo un éxito en la época, refrendado por las ventas efectuadas tanto a Argentina como a la Marina Imperial Japonesa, que utilizaría sus unidades contra Rusia de una manera eficaz y contundente.
Argentina, cuyas tensiones con Chile amenazaban con finalizar en guerra abierta, adquirió cuatro unidades. Japón, por su parte, adquirió dos unidades mientras que Italia incorporaría a la Regia Marina otras tres unidades.

LA CLASE GARIBALDI EN LA ÉPOCA


Revisar de Nuevo



VOLVER
SIGUIENTE