oficiales del CRISTOBAL COLÓN  posando para las cámaras. Se aprecia una torre de grueso calibre sin su cañón

LA ESCUADRA DE CERVERA

Almirante Cervera
"Salgo para el Norte"
Contraseña convenida para indicar la partida de Cervera con rumbo al Caribe

ACONTECIMIENTOS CRONOLÓGICOS
el Árbol de la Paz en la actualidad, Santiago de Cuba

Indudablemente, los norteamericanos llevaban tiempo preparándose para el conflicto, cosa que España, que había intentado por todos los medios evitar una guerra, ni siquiera se había planteado realizar.

De hecho, los americanos comenzaron las operaciones el día 21 de abril, es decir, cuatro días antes de declarar formalmente la guerra. Desde esa fecha ya bloqueaban la isla de Cuba y capturaban todo barco con pabellón español que se acercara.
Desde el 8 de febrero de 1.898 se preparaba en Cádiz una escuadrilla de tres torpederos y tres destructores al mando de Villaamil, el inventor del "destructor", para

Momento en el que es apresado el vapor español  BUENAVENTURA por los norteamericanos sin que aún se hubieran declarado las hostilidades

su envío a Cuba, donde hubieran supuesto un peligro importante para los buques de guerra americanos, sin embargo, su envío se retrasó para evitar que EEUU tomase ese hecho como una provocación.

 

La escuadrilla sería escoltada por el crucero auxiliar "Ciudad de Cádiz", un trasatlántico armado con 3 cañones de 120 mm. y 1 de 57 mm., y se componía de los destructores "Terror", "Plutón" y "Furor" así como de los torpederos "Rayo", "Ariete" y "Azor".
Los norteamericanos, sabedores de que estos buques españoles podían partir en cualquier momento, enviaron una escuadra a Lisboa con la misión de atacarlos sin previa declaración de guerra durante la travesía y evitar que llegasen a Cuba.
Para ello, destacaron a aguas portuguesas al crucero protegido "San Francisco" y los cruceros menores "Helena", "Machias" y "Bancroft".

Villaamil, que falleció en el combate de Santiago y que era firme defensor de poner en práctica una táctica más ofensiva

Además, esperaban la llegada en breve espacio de tiempo del recien adquirido crucero protegido "New Orleans".
La escuadrilla de Villaamil zarpa de Cádiz y llega el 16 de marzo a Canarias.
El 24 de marzo zarpa rumbo a Puerto Rico, aunque el día 30 se sabe que han recalado en Cabo Verde, donde terminarán uniéndosele los grandes cruceros de Cervera, para lo cual el "Vizcaya" y el "Oquendo" deberán abandonar las aguas cubanas.
Este primer hecho tiene como consecuencia que la escuadra española vea alterados sus planes operativos, pues ya no le será posible arribar a La Habana antes de que estallen las hostilidades. La situación en la que la escuadra parte es un tanto deplorable: el "Vizcaya" tiene los fondos sucios y ve mermada su velocidad, el "Cristóbal Colón" parte sin sus dos cañones pesados, y el resto de buques no anda muy sobrado de municiones y carbón.

El Almirante Cervera

El 29 de abril zarpa Cervera de Cabo Verde rumbo a Cuba, aunque se ve obligado a dejar atrás los tres torpederos porque tienen averías en sus calderas.
El 12 de mayo la escuadra llega a la isla de Martinica, donde se entera del desastre de Cavite y del bombardeo americano sobre San Juan de Puerto Rico, y además se encuentra con que no hay el carbón prometido para su escuadra y sufre, además, la pérdida del destructor "Terror", al que debe dejar allí en reparaciones.
Posteriormente, el buque llegaría a San Juan de Puerto Rico por sus propios medios.
Sin embargo, todas estas noticias afectan el estado de ánimo del almirante Cervera, que decide ir hasta la isla de Curaçao, donde logra 400 t. de carbón, y creyendo que Puerto Rico estaría bloqueada, cambia de rumbo y se dirige a Santiago de Cuba, a donde llegó el 19 de mayo.

El día 29 de mayo hace su aparición la escuadra americana, bloqueando definitivamente a Cervera y sus buques en Santiago de Cuba.

El VIZCAYA y el INFANTA Mª TERESA fondeados en la bahía de Santiago

Durante los 10 días que van desde la llegada hasta el bloqueo, la escuadra de Cervera podía haber intentado salir de la ratonera que suponía Santiago, aunque no fue así.
El 31 de mayo comienza el bombardeo de Santiago, con escaso resultado, pues se intenta dañar alguno de los buques de Cervera sin conseguirlo.

Se llegaría a utilizar un cañonero experimental, el "Vesuvius", de disparaba grandes proyectiles de dinamita con cañones neumáticos, pero también sin demasiado éxito, a parte de hacer mucho ruido.
El crucero Reina Mercedes, al que le restaban 2 cañones de 160 mm., participaría en la defensa de la boca de la bahía, siendo alcanzado repetidas veces por los disparos americanos.
Por su parte, las baterías de el Morro y la Socapa, a

el cañonero VESUVIUS

pesar de mantener intensos duelos de artillería con los buques bloqueadores, no serían acalladas en ningún momento.
Las baterías costeras que formaban las defensas de la bahía de Santiago eran en su mayoría piezas anticuadas, más propias de pasados enfrentamientos con piratas que útiles a la hora de enfrentarse a una escuadra moderna.

 
Fortaleza de El Morro

Sin embargo, algunos cañones de buques como el Reina Mercedes, se habían desmontado para su instalación en los diversos emplazamientos.
Así, nos encontramos con que en la batería de Punta Gorda hay 2 obuses de 150 mm y 2 cañones de campaña de 90 mm; en la Estrella existen 2 obuses de 210 mm, 2 cañones de bronce rayados de 120 mm y 2 cañones de montaña de 80mm.En el Morro hay 5 cañones de 160 mm y 2 obuses de 210 mm, mientras que en La Socapa hay 3 obuses de 210 mm.

La mayoría se trata de piezas de avancarga totalmente desfasadas.
Para conseguir encerrar a los buques de Cervera y esperar un desenlace favorable en los combates terrestres que permitiesen capturar intacta toda la escuadra española, se intentaría, en la noche del 2 al 3 de junio, bloquear la entrada a la bahía de Santiago hundiendo en ella un viejo mercante, el "Merrimac".

la ruta seguida por el MERRIMAC hasta su localización y hundimiento

Para tripularlo se le dotó de un oficial y 7 marineros que se adentraron poco a poco hacia su objetivo.
La boca de entrada estaba protegida por dos líneas de 6 y 7 minas inglesas y españolas del tipo "Bustamante", que al parecer debieron de fallar. Sin embargo, el "Merrimac" fue avistado por el "Reina Mercedes" y el "Plutón", que dieron buena cuenta de él.
El viejo navío se sumergió en una zona donde verdaderamente no obstaculizaba una posible salida de la escuadra española.
Sus 8 tripulantes serían capturados con vida.
En previsión de un bloqueo largo, los americanos necesitaban una base de carbonéo y un lugar para reparaciones segura, escogiendo para ello Guantánamo.

La bahía estaba defendida por 46 minas y el cañonero "Sandoval", de 100 t. de desplazamiento y armado con un cañón de 57 mm., que hizo frente al ataque americano. Finalmente, el 25 de julio, cuando ya no era posible continuar la lucha con ciertas garantías, la tripulación del cañonero decidía hundirlo. Hacía ya 9 días que Santiago de Cuba había capitulado.

el MERRIMAC y su distribución interna




PRINCIPAL
SIGUIENTE
LA RUTA DE CERVERA